Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema biografia.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EN CONCLUSIÓN...

20070510014310-132.gif

ANÁLISIS

Durante el período escolar, concluyo que hay docentes que trabajan por vocación, hacen de sus clases muy enriquecedoras, y su nivel académico es muy bueno, por lo que desarrollan sus horas de enseñanzas de un modo muy didáctico, y con mucha creatividad; y en donde los alumnos aprenden con mucha predisposición y entusiasmo.

En cambio, aquellos profesores que sólo enseñan porque ese es su título, es su deber, y es el trabajo sustento de su vida, no transmiten de manera correcta todos los temas de estudio como corresponden, no implementan didácticas, hace entonces que la mayoría de los alumnos no participen y no demuestren entusiasmo con respectiva materia que enseñe el mismo.

Destaco que al relación con mis compañeros fue en un momento difícil de establecerse debido a las diferencias que existía dentro del curso, pero después de un tiempo pudo lograrse y en el último momento hubo una buena comunicación que hasta el hoy día perdura.

03/05/2007 03:18 delfines Enlace permanente. biografia No hay comentarios. Comentar.

Mi paso por la secu...

20070503033027-yayi.gif                                           

BIBLIOGRAFÍA

 

  Este es un pequeño relato de mi vida que quiero compartir con ustedes. Me llamo Ayelén Figueroa, tengo 19 años y vivo en San Martín 1577, Tunuyán Mendoza. Estoy cursando 2º año del profesorado de Biología en la Escuela Normal Superior General “Toribio de Luzuriaga”.

  Antes de comenzar a contarles las pequeñas experiencias que he vivido durante el período de los 12 hasta los 19 años, debo decirles que vivía en otra provincia, Buenos Aires, lugar donde nací; estuve allí hasta los 15 años.Parte de la primaria fui a una escuela que se llamaba en ese entonces “Nueva Era” que quedaba cerca de la casa donde vivía, en la localidad Longchamp. Por razones de que cerraba dicha escuela, mis padres decidieron cambiarme a otra, llamada “ Jesús Maria. Allí estuve desde que empecé 3º grado hasta 7º año, donde cumplí mis 12 años.   La escuela se distribuía de tal manera que la primaria tenia que ser cursada en la mañana y la secundaria; hasta el 3º año del polimodal, en la tarde.Como estabamos alquilando tuvimos que mudarnos a otra casa y eso fue, lo que iba cambiando mi forma de vida, donde la escuela no quedaba tan cerca y tenia que estar viajando.

Ese año fue bastante complicado ya que mi familia no estaba económicamente bien; pero a pesar de todo con respecto al período escolar era muy bueno. Dentro del mismo, había conocido unas grandes personas, mis amigas, con quienes compartía todo, dentro y fuera del establecimiento. Era un grupo responsable, que se esforzaba y mostraba dedicación a la hora del estudio pero a la vez era diferente frente a los demás ya que se veían pequeños grupos en todo el aula. Dichos grupos se encontraban separados por la forma de ser de cada uno ya sea por la música que escuchaban, la forma de vestirse, la posición económica si se estudiaba o no, pero se puede decir que en algunos momentos eran unidos ya que todos participaban en ciertas clases que le gustaban, como las de Educación Física, Biología, Computación, Inglés, entre otros. Con respecto al los profesores, ellos eran muy buenos, excelentes ya que realizaban distintas tareas para que participáramos; una de ella era Biología donde haciamos maquetas, trabajos prácticos, dibujos en el pizarrón; y desde ese momento comenzó a gustarme la materia.

Gracias al esfuerzo que tenía en ese tiempo y a la dedicación en lo que respecta al estudio me fue bien y lo terminé sin llevarme materias.

En ese mismo año, volvimos a cambiarnos de casa pero en otra localidad; llamada Guernica, por lo que tuve que terminar el año viajando pero ahora desde un lugar más lejos al que tenía cuando empecé las clases.

Al año siguiente, ya entrando a los 13 añitos, por razones anteriormente dichas, tuve que cambiarme a la escuela “ Sargento Cabral”, establecimiento en el cual compartí 9º año ( 14 años ).

En esos 2 años, tuve que vivir el ingreso y egreso de la escuela.

Por primera vez cuando ingresé a la institución me sentía nerviosa, tímida de conocer nuevas personas, compañeros, profesores y directivos. Pero a la vez ansiosa, alegre de lo que iba empezar a vivir.

   Al entrar por primera vez a un lugar ajeno al que yo estaba acostumbrada a vivir, me sentía desorientada y no sabía a que curso tenía que dirigirme, entonces una preceptora me acompañó hasta el mismo, todos me miraron y dijeron: “la nueva”, entré y me senté; hasta que tuve que presentarme frente al profesor y mis compañeros con muchos nervios de lo que iban a decir o bien comentar después. Estuve casi una semana sin poder relacionarme con alguien y me sentía sola, salvo en el momento en donde me juntaba con mi hermano en el recreo.

A los pocos días se acercaron unas chicas y fue con quienes estuve los 2 años de este período escolar. Ambos años fueron divertidos, no eramos muchos en el curso y la relación era más agradable, todos participaban, demostraban mucho esfuerzo por el estudio por lo que hacian las clases más divertidas,sociables y dialogadas con los profesores, pero en ciertas materias, en cambio, con otros docentes eran desagradables ya que los mismos no se preocupaban por los alumnos daban clases y se iban, es decir si no se entendían los temas teniamos que buscar ayuda por otro lado.

A pesar de todo fueron años maravillosos dentro del ámbito escolar todos nos llevábamos bien y nos ayudábamos entre nosotros, la directora también ayudaba y estaba en los momentos que la necesitábamos.

En 8º año tenía que decidirse el mejor compañero ( por sorteo) en los diferentes cursos y salí sorteada; pero a la vez también tenía buenas notas por lo que podía ser 2º escolta de la bandera nacional, entonces la directora me dio a elegir lo que queria ser; decidí optar por “ el mejor compañero”, fue muy lindo y estaba contenta por lo que me había pasado.

  En las vacaciones tenía que decidir a qué escuela secundaria quería asistir, las que quedaban cerca de casa no me gustaba y sólo decidí anotarme en una escuela de otra localidad ( Glew), esto implicaba tener que viajar en colectivo. Este establecimiento se llama “ Victoria Hight School”,con orientación a salud y como era referido a la Biología me gustaba.

   Como en los años anteriores tuve que volver a pasar por los mismos sentimientos de ser nueva pero ahora era diferente porque ya eramos más grandes y la relación fue más aceptable. Desde un primer momento me involucre con un grupo grande ( chicas y chicos ) eramos divertidos, tratábamos de cumplir con todos pero teniamos diferencias con los demás ya que no tenían las mismas expectativas que nosotros; no hacían nada eran tremendos, todo el tiempo hablando hasta le hacían bromas a los profesores, en cambio otros eran “tragas”, “chupamedias” , todo el tiempo era el estudio.

   Con respecto a los profesores, la relación con algunos era buena y con otros no; pero en biología el docente era muy didáctico y ese año aprendimos mucho. Dentro de todo, se trataba de mantener un ambiente pacífico a pesar de las diferencias y lo terminamos bien, todos participando en un acto de fin de año.

  Por razones personales mi mamá decidió ir a vivir a Tunuyán, provincia de Mendoza por lo que volvimos a mudarnos; teniamos ahí nuestros familiares más cerca que en Buenos Aires. Este período es desde los 15  hasta los 17 años; donde terminé el secundario.

 Estos años los cursé en la institución Normal Toribio de Luzuriaga. Todo era nuevo para mí, el lugar a lo que tenía que acostumbrarme, las personas que iba a conocer como también el trabajo por primera vez en una óptica y en un boliche.

A lo que refiere el período escolar más o menos porque con los profesores, no todos, no había relación con los alumnos solo en algunos momentos durante la clase, era su forma de ser o dictaban clases porque tenían que hacerlo; con el resto de los profesores la relación era muy buena ya que se preocupaban por lo que estaba pasando cada uno de nosotros en sus vidas personales.

Por otra parte desde que ingresé a dicha escuela hasta los últimos días de la secundaria me relacioné con mis actuales amigas que me dieron su apoyo desde un primer momento. Con mis otros compañeros eran saludos y nada más, por lo que había un ambiente difícil: todos separados. Hasta que llegó la escena de egresados que fue el único momento en que nos encontramos unidos y que no voy a olvidar jamás; todos llorando, abrazándose ya que sabíamos que ibamos a separarnos y comenzar una nueva etapa.

En ese momento fue donde valoré todo lo que había pasado durante el trayecto escolar y las experiencias vividas personalmente; pero sobretodo a mis padres quienes me apoyaron en todo momento y que siempre estuvieron al lado mío ayudándome a salir adelante.

         


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris